Feministas anuncian más protestas mientras López Obrador pide que no pinten más Palacio Nacional

Por la violencia contra las mujeres, que cobró la vida de 3 mil 142 de ellas el año pasado, las protestas de la semana pasada arrecian con el caso de Fátima Cecilia Aldriguett Antón, de apenas siete años, cuyo cuerpo fue hallado este lunes en Santiago Tulyehualco. El hashtag #JusticiaParaFátima, tendencia en twitter.

 

Redacción Periscopio CDMX

El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió este lunes en su conferencia matinal a las manifestantes feministas que no rayen ni pinten las puertas del Palacio Nacional, pues aseguró que están trabajando para que ya no se registren  feminicidios y sostuvo que no son simuladores ni represores, además de que su gobierno respeta el derecho a la manifestación.
Las manifestantes, quienes protestaron el pasado viernes 14 de febrero contra el mediático asesinato y descuartizamiento de Ingrid Escamilla y la «indiferencia» del Gobierno,  con pintas y mítines en diferentes puntos de la ciudad de México: en el diario Reforma, en el Palacio de Bellas Artes, en el Ángel de la Independencia, en Palacio Nacional y en el periódico La Prensa. En ambos diarios exigieron un cambio en la línea editorial para no denigrar más a las mujeres víctimas de feminicidio. En Reforma sí hubo encuentro y acuerdos, pero en La Prensa no. Las protestas se replicaron en varios estados de la República.
A las seis y media de la mañana del viernes 14 de febrero comenzó la concentración en el Zócalo de la capital del país. Las manifestantes iban tapadas con pañuelos verdes y pasamontañas cuando sacaron sus aerosoles y comenzaron a pintar la fachada y una de las puertas del palacio al grito de “¡No somos una, no somos 100, pinche Gobierno, cuéntanos bien!”, «AMLO encubridor» y «¡presidente indiferente!».
Adentro, López Obrador mantenía su habitual conferencia matutina pero se escuchaban los gritos de las feministas. Tras minimizar la protesta, la activista Frida Guerrera le reprochó en la rueda de prensa matinal la falta de iniciativas y que no se hayan creado juzgados especiales para la violencia contra la mujer. En su intervención, Guerrera le recordó que en este año ya van más de 250 mujeres muertas.
En esta mañana de lunes 17 de febrero se confirmó que el cadáver de la niña Fátima Cecilia Aldriguett Antón fue encontrado en bolsas de basura y con señas de tortura, tras seis días desaparecida al sur de Ciudad de México, en Santiago Tulyehualco. Este lunes hubo múltiples reclamos a las autoridades para que se haga justicia en el asesinato de la menor tanto en las calles, como en las redes sociales. De hecho, el tema fue la segunda tendencia en twitter, mediante el hashtag #JustciaParaFátima.

El caso de Fátima, de apenas siete años, no es el único en estos años en los que los feminicidios se han multiplicado en todo México: en 2018 murieron asesinadas 3 mil 752 mujeres, mientras que el año pasado cerró con 3 mil 142 mujeres asesinadas, según los datos oficiales, y 1.463 menores de edad, según las cifras de la Red por los Derechos de la Infancia (REDIM). 967 de la víctimas vivían en el área de la zona metropolitana de Ciudad de México en 2019 y 200 en lo que va del 2020.

Redacción Periscopio CDMX/EB

Comments

comments