El precio de la adicción

Reportaje especial/ Parte II

¡Por favor-y-gracias!

Atrapadas en la inercia de un tobogán, algunas están a punto de salir catapultadas a un universo paralelo, donde se presupone la fuerza de gravedad impide a cualquiera ser libre. El precio de la adicción ha sido alto en ese huracán de trastornos. Algunas, solo algunas, han logrado asomarse al traspatio del vértigo. ¡Aún hay esperanza! Otras perdieron en el intento la batalla …las secuelas reclamaron lo suyo… la droga, se anotó un nuevo tanto.

Alejada de mí misma

“…Me alejé de mi familia, principalmente mis amigos y las personas que más he querido, pero la persona de la más alejada es de mí misma. Hoy, me siento perdida, con miedo de una dosis más, con miedo a perder el control de nuevo, volver a robar, pero mi miedo más grande es que siento mi muerte cerca, aunque el antojo, las ganas de consumir siguen, claro que lo haría…”

Ella es “La Güera”, una de las “chidas” en el mercado de narcomenudeo y actualmente usuaria de una Casa de Ayuda Mutua Femenil, ella es una joven de 19 años, una más de las que registró el INEGI en su boletín de prensa del pasado 23 de junio de 2023, en vísperas del “Día Internacional de la Lucha Contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas” donde menciona, -entre otros datos- que “En el caso de las mujeres adolescentes, el 81.4% fue imputada por posesión simple de drogas y el 18.7%, por delitos relacionados con el comercio y suministro, así como posesión con fines de comercio y suministro de drogas ilegales. Agrega que aunque entre el 2015 y el 2021 el porcentaje de mujeres adolescentes imputadas por comercio y suministro de narcóticos disminuyó, su participación en este tipo de delitos resultó mayor que la de los hombres.

Siguiendo con la información del boletín de prensa, el INEGI afirmó que en el 2021 la principal droga por la que se imputó a las y a los adolescentes fue la marihuana y siguieron la posesión y comercio de metanfetaminas y destaca en sus gráficas que hubo un mayor porcentaje de mujeres adolescentes que de hombres imputadas por narcomenudeo de sustancias ilícitas y son las siguientes: Marihuana: 46.3% mujeres, contra 42.8% hombres, metanfetaminas: 28.6% mujeres, contra 20.9% y en cocaína: 5.6%, contra 4.3%. Irónicamente, resultaron más “emprendedoras”.

Continuando con la información del INEGI, el rubro de “Personas Adolescentes Imputadas por Presuntos Delitos del Fuero Común y Narcomenudeo Según Sexo”, señala que en el año de 2015 fueron imputadas por el fuero común 7 mil 905 mujeres, y en el 2021, 3 mil 321. En el rubro de narcomenudeo señala que en el año 2015, hubo 308 imputadas y en el año 2021, 231.

Comer un helado y anexar a mi pareja

Fueron cuatro adolescentes y un joven que se autodefinió como gay quienes participaron y respondieron un cuestionario voluntariamente. Todas, en esa misma Casa de Ayuda Mutua Femenil y eran: A, “La Güera”; B, “De Luxe”; C, “Bellaka”; D, “Gitana” y E, “La Chilindrina”.

1.- ¿Cómo describir o llamar a la realidad que hoy vives?

A.- Al día de hoy es una respuesta que me ha costado dar. Después de mi primer internamiento hace 5 años ha sido un camino de muchas experiencias buenas y malas, al día de hoy, me he encontrado con la enfermedad de frente.

B.- Un martirio.

C.- Demasiado estrés.

D.- Frustración, enojada.

E.- Emocionado y contento, porque estoy próximo a salir después de 4 meses de recibir la ayuda en esta casa.

2.-¿Lo volverías  a hacer si pudieras?

A.- El antojo, las ganas de consumir, siguen.

B.- Sí, lo volvería a hacer.

C.- Sí, sí.

D.-Sí, lo volvería a hacer.

E.- Creo que sí, volvería a probar alguna droga.

3.- ¿Qué planes tienes cuando salgas de aquí?

A.-Ninguno en especial, más que trabajar en mi recuperación.

B.- Anexar a mi pareja.

C.- Dejar las drogas.

D.- Quisiera volver a ver a mis hijas, estar algunos momentos, disfrutarlas, comer un helado.

E.- No sé si pueda hablar de planes como tal.

4.- ¿Conoces alguien que le hayan puesto droga en una fiesta o bar y terminó adicto/a o quedó de plano en el viaje o trastornado/a?

A.- Sí, muchas conocidas.

B.- Cuando tenía 15 años de edad, para quitarme la virginidad, mi novio de ese momento me drogó.

C.- Sí.

D.-Sí, conozco un amigo que, por el cristal y el Fentanilo, quedó ido, como si platicara con alguien, pero no lo hay.

E.- Sospecho que tal vez a mí me pasó o me hicieron algo parecido en alguna ocasión, pero desafortunadamente, es algo que no pude saber ni probar y tal vez, nunca lo sepa.

5.- ¿Qué tipo de cosas descubriste en tus “viajes”?

A.- Alguna vez pensé que podía leer la mente de otras personas.

B.- A personas que con pedazos de nada (sistemas rotos, electrónicos, etc.) hacen cosas maravillosas y funcionales.

C.- Ansiedad y pánico.

D.- Que podía tener muchas cosas, proyectos que me hacían andar más movida que era imaginarlo.

E.- Alucinaciones, paranoia y brotes psicóticos.

6.- ¿Qué consumiste?

A.-De todo, desde marihuana hasta heroína.

B.- Cristal y Mota.

C.- Cristal.

D.-Cristal.

E.- Cristal, al principio fumado y después inyectado.

7.- En tu vida ¿qué te hizo falta, que te orilló a buscar esta opción?

A.- Falta de identidad.

B.- Tenía a mi madre enferma y tenía que ayudarla y estar 24/7.

C.- Abandono.

D.- Miedo, insegura hacia mí, hacia la vida, no me sentía parte de nada.

E.- La separación de mis padres, violencia física que mi padre ejercía sobre mi madre, hacia conmigo, agresiones verbales y emocionales por ser homosexual, encuentros sexuales a muy temprana edad, a los 6 años con un familiar mayor que yo.

8.- En general, ¿cómo describirías todo lo que viviste antes de ingresar aquí?

A.- Divertido y como en una película de terror.

B.- Ese mismo culero me golpeó (su pareja, al que quiere anexar).

C.- Desmadre chido.

D.- Yo era muy tranquila, no hablaba, tímida, todo me daba miedo, no me gustaba mirar a nadie, no tenía amigos, no salía, no me gustaban fiestas.

E.- Intensa pero destructiva, deprimente y fallida.

9.- ¿Recuerdas cómo eras antes de la enfermedad?

A.- Totalmente otra persona. Sensible, alegre y más cuerda.

B.- Sonreía y era más feliz.

C.- Introvertida y con memoria.

D.- …

E.- Ahora creo que me siento muy diferente, ahora de cómo era antes.

10.- ¿Qué cambió?

A.- Pasé de ser niña de casa a vivir en situación de calle, prostitución y tráfico de drogas.

B.- Me volví más agresiva, menos tolerante, más depresiva, más alejada de todos.

C.- Falta de concentración y unión familiar.

D.- Yo cambié carácter, estaba muy enojada todo el tiempo.

E.- Aún no se bien qué definir, ni explicar qué es lo que ha cambiado en mí.

11.- ¿Qué momento ha sido el más feliz de tu infancia?

A.- Cuando viví con mis abuelos.

B.- Con mis padres en la alberca “balneario” y mi hermanito.

C.- El día que me festejaron mi cumpleaños en el kínder.

D.- Cuando fui a un balneario a nadar con mi mamá.

E.- No recuerdo algún momento feliz de mi infancia, aunque puede ser un viaje que hice a las pirámides de Teotihuacán, con mi mamá.

12.- ¿Has pensado en algún epitafio (mensaje para los vivos y se escribe en las lápidas de los panteones) cuál sería? 

A.- El dolor está presente siempre, porque la vida es dolorosa, pero el sufrimiento es opcional.

B.- Amante de la Luna.

C.- Vivió con tantas ganas, como con las que quiso morir.

D.-A mí me gustó vivir porque sabía que moriría.

E.- Me maravilló el mundo, me decepciona el humano, me cautivó el Universo y ahí estoy ahora con mi verdadera familia, continuando mi camino de aprendizaje.

 

COLOFÓN A LAS 12 PREGUNTAS

Les agradezco mucho! -expresé a las entrevistadas- por la oportunidad y tengan la garantía de que sus respuestas, están bajo todas las circunstancias de Protección de Datos Personales y el anonimato. Gracias por permitirme la publicación y tomar algunas impresiones para ilustrar este reportaje. Concluí.

Ya me iba, pero “La Güera” entonces alzó la voz:

¡Más bien la pregunta es!: ¿Estás dispuesto a dejar y olvidar todo lo que has vivido por una dosis más?

Comments

comments